Una de las preguntas más frecuentes de nuestros clientes con relación al papel pintado es: «¿Se puede poner el papel pintado sobre gotelé?».

Si has llegado hasta aquí es porque te estás haciendo la misma pregunta, así que si quieres saber la respuesta, sigue leyendo.

¿Qué es el gotelé?

Antes de abordar el tema, lo más importante es saber qué es el gotelé, cuándo surge y por qué.

El gotelé es una técnica que surgió en España en los años 60 y que se caracteriza por su acabado rugoso, con pequeños bultitos, que se puso muy de moda para tapar las imperfecciones de las paredes.

En la actualidad, las tendencias nos llevan a hogares con paredes lisas; sin embargo, aún hay muchos hogares españoles que continúan teniendo este acabado rugoso en sus paredes y que pueden verse limitados a la hora de introducir nuevas tendencias en las mismas como el papel pintado aunque, ya os adelantamos, que sí, el papel pintado puede ponerse sobre el gotelé.

¿Cómo colocar el papel pintado sobre el gotelé?

Como os hemos adelantado, el papel pintado sí puede ponerse sobre el gotelé, pero hay una serie de recomendaciones que se deben tener en cuenta y que os contamos a continuación:

  • La rugosidad del gotelé

A la hora de colocar el papel pintado sobre el gotelé es importante determinar el nivel de rugosidad del gotelé y, en caso de contar con bultitos muy grandes o puntiagudos, será necesario lijarlos un poco para evitar que rasguen o arañen el papel que se colocará encima. Para ello, pueden ayudarte de una lijadora eléctrica, en caso de contar con un gotelé más grueso o con una lija manual para suavizar la textura del gotelé más fino. De esta forma se consigue minimizar las irregularidades para proporcionar una superficie más lisa para el papel pintado.

  • Cubrir el gotelé

Aunque lo ideal sería eliminar el gotelé por completo, esto es una tarea bastante engorrosa que mucha gente prefiere evitar. Si este es tu caso, existe una opción más sencilla y económica que es la de cubrir el gotelé. Para ello existen diferentes opciones:

    • Instalar paneles o placas que pueden ser de corcho, de pladur o de yeso. Esta es una opción perfecta que, además, mejora el aislamiento de la estancia.
    • Cubrir con masilla de renovación o pasta cubre gotelé. Esta es la opción más económica y es una opción ideal para cubrir el gotelé en cualquier estancia. Para llevarlo a cabo, solo será necesario cubrir el gotelé con esta masilla y lijar para suavizar cualquier imperfección que pueda surgir.
    • Cubrir con papel forro. El papel forro es un tipo de papel más grueso que se utiliza para cubrir el gotelé con el objetivo de conseguir una superficie lisa para poder colocar correctamente el papel pintado encima. Para colocarlo es necesario, de igual forma, lijar el gotelé para mejorar la adherencia.
  • Limpiar

Sea cual sea la opción escogida, es importante limpiar correctamente la superficie lijada, cubierta o empapelada para que el papel se pegue correctamente. Para ello, bastará con limpiar la superficie con un paño húmedo para eliminar cualquier rastro de polvo o suciedad de la misma.

  • Colocar el papel pintado

Con la superficie correctamente limpia y seca podremos proceder a colocar el papel pintado. En este punto es importante el tipo de papel pintado que se vaya a utilizar. Lo más recomendable es utilizar un papel pintado autoadhesivo, grueso y de buena calidad para tratar de cubrir las rugosidades de la mejor manera posible.

¿Es necesario quitar el gotelé antes de poner el papel pintado?

Como has visto, el papel pintado puede colocarse perfectamente sobre el gotelé, siempre y cuando se haga de la forma correcta y utilizando el papel adecuado. Dicho esto, es cierto que quitar el gotelé antes de instalar el papel pintado tiene muchas ventajas como son:

  • Mejora el acabado: al quitar el gotelé y alisar la pared, conseguimos una mejor adherencia del papel a la pared y que este luzca mejor y sin imperfecciones.
  • Aumenta la durabilidad: el papel pintado colocado sobre una pared lisa y sin gotelé tiende a durar más tiempo sin despegarse.
  • Aumenta la variedad de diseños disponibles: como hemos comentado, si queremos colocar el papel pintado sobre una pared con gotelé, necesitamos un papel pintado más grueso y esto puede limitarnos a la hora de encontrar diseños; sin embargo, para las paredes lisas existen todo tipo de diseños, colores y texturas de papel pintado.

En definitiva, colocar papel pintado sobre gotelé es posible si se hace correctamente, por lo que si te animas a empapelar tu pared con gotelé no te saltes ninguno de estos pasos. Si tienes dudas, en Novadecora, decidas lo que decidas, nuestros profesionales pueden ayudarte a transformar tus paredes.